Hyundai Bayon: Un nuevo SUV urbano por debajo del Kona

Hyundai incrementa su familia de SUV con la llegada del nuevo Bayon, un coche que se sitúa en la gama del fabricante coreano por debajo del Kona y que se enfrentará a modelos como su primo, el Kia Stonic (más información del reciente rediseño de este modelo en este enlace), el Seat Arona (prueba en vídeo de este modelo en este enlace) o el Volkswagen T-Cross (prueba en vídeo de este modelo en este enlace), es decir, los SUV de segmento B de dos ruedas motrices y pequeño tamaño. Este es un modelo diseñado específicamente para el mercado europeo, que utiliza la misma plataforma que el Hyundai i20 y que sustituye en la gama a las versiones Active del propio i20, desaparecidas tras la última y reciente actualización de este modelo (primer contacto con el nuevo i20 en vídeo en este enlace).

Estéticamente es un coche original, en la línea de los últimos productos de la marca, pero con personalidad propia para desmarcarlo de otros modelos como el mencionado i20 o el Kona (primera prueba del Kona rediseñado en vídeo en este enlace). Como el resto de SUV de la marca separa los faros diurnos, una tira de LED situados en la base del capó, de los faros principales, en una posición más baja e integrados con las entradas de aire laterales. La parrilla es muy amplia, tiene la matrícula en su base y unas protecciones inferiores que, junto con los pasos de rueda en negro, le permiten recalcar su aire SUV. Y tiene una miniparrilla que da continuidad a los faros por debajo del capó, un poco al estilo de los Audi deportivos, pero sin esa sensación de capó mal cerrado de los Audi.

El pilar trasero, muy grueso y remarcado por la línea cromada de las ventanillas y el techo en negro flotante caracterizan la original silueta de este modelo.

El lateral se caracteriza por los juegos de luz que generan los múltiples pliegues de la carrocería, un poco al estilo Tucson, con múltiples líneas en flecha a la altura del paso de rueda delantero y de las puertas traseras y tiene un pilar trasero muy ancho que, permite, no obstante, ofrecer una tercera ventanilla lateral. Como es costumbre en este tipo de coches, el techo puede ser en color negro para conseguir esa impresión, tan de moda, de techo flotante. Las llantas serán de 15 a 17 pulgadas y habrá nueve colores de carrocería disponibles, entre ellos el verde Mangrove del coche de las imágenes. 

En la vista trasera es donde más se nota el parentesco con el i20 del que hereda la disposición de los faros y la franja oscura en el portón.

En la trasera, muy inspirada en la del i20, vemos una luneta relativamente estrecha, una franja negra en el portón de considerable altura en la que sea colocado el logotipo de la marca, un alerón de techo y unos pilotos en forma de flecha con una barra de luz que los une. En la parte baja del portón están los nombres de la marca y del modelo. Bayon es, según la marca, una referencia a la ciudad de Bayona, en el País Vasco francés, y quiere ratificar la apuesta 100% europea de este modelo.

Como el resto de SUV de la marca, el Bayon tiene un frontal en el que los faros de día y los principales están separados.

El coche mide 4,18 metros de largo por 1,77 de ancho y 1,49 de alto, de manera que es apenas 2 cm más corto que el Kona, 3 cm más estrecho y 7 cm más bajo. La distancia entre ejes es de 2,58 metros, 2 cm menor que en el Kona. La distancia libre al suelo, de 18 cm, es de las mayores en un coche de este segmento e inhabitual en un modelo de dos ruedas motrices. El maletero, de 411 litros, presenta una capacidad en línea con lo que se espera en este segmento. La bandeja trasera, cuando no se utilice, puede ponerse detrás del respaldo en posición vertical para mantenerla en el coche ocupando el mínimo espacio posible.

El mismo interior que en el Hyundai i20

Muy pocas diferencias con el interior del i20. La plataforma común permite que ambos modelos compartan el salpicadero.

El interior es prácticamente idéntico al del i20 en el que se basa. Ofrece un salpicadero con la pantalla central de hasta 10,25 pulgadas semi-integrada y en posición elevada y una instrumentación que puede ser digital, también con un tamaño de 10,25 pulgadas. Las líneas horizontales en los aireadores que se prolongan en las puertas dan un toque original, aunque en nuestra opinión un poco recargado al diseño interior que debe de contar con unas calidades similares a las del i20 que nos gustaron mucho cuando condujimos por primera vez ese coche. La habitabilidad debe mejorar la del i20, sobre todo en espacio libre al techo al tratarse de un coche más alto.

Los equipos de información y entretenimiento que pueden tener la pantalla citada de 10,25 pulgadas o una de 8 pulgadas para los acabados inferiores incluyen Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, tres puertos de carga USB, cargador de móviles por inducción y, en opción, un equipo de audio Bose. Además, el BAYON está equipado con la última actualización de Hyundai Bluelink para todo tipo de servicios conectados.

El espacio en las plazas traseras se anuncia claramente superior al del i20, sobre todo en la cota de altura libre al techo.

Este modelo dispondrá de la mayoría de las ayudas a la conducción habituales en la marca como, por ejemplo, el asistente de mantenimiento de carril, el aviso de posible colisión frontal o el control de velocidad inteligente. También llevará el sistema de detección de atención del conductor o el aviso de ocupación del asiento trasero para que no olvidemos un niño o una mascota dentro del coche.

Solo motores de gasolina con hibridación ligera

La gama de motores será similar a la del i20. Dispondrá de motores de gasolina basadas en el bloque T-GDi, un motor turboalimentado de un litro que puede combinarse con hibridación ligera de 48 voltios y la caja de cambios manual inteligente del Grupo Hyundai-Kia que desacopla el motor de la transmisión cuando el conductor suelta el acelerador. Esto permite que el vehículo se mueva por inercia, reduciendo las emisiones y ahorrando combustible. 

Hyundai buscará dar a este modelo, desarrollado exclusivamente para Europa, un toque de calidad añadido.

Este motor estará disponible en dos niveles de potencia: 100 o 120 CV y con la citada caja manual de seis marchas o una automática de siete de doble embrague. La versión de 100 CV del motor 1.0 T-GDi también está disponible sin tecnología de 48V con cambio manual. En todos los casos, el coche incorpora tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. Como versión de acceso, estará disponible un motor 1.2 atmosférico de 84 CV asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Con este nuevo modelo, Hyundai pasa a tener una de las gamas de SUV más amplias del mercado y, además completamente renovada ya que el Bayon se añade al Kona, disponible en gasolina, diésel, híbrido y 100% eléctrico, al nuevo Tucson (primer contacto en vídeo con este modelo en este enlace), con motores gasolina, diésel, híbrido convencional e híbrido enchufable y al Santa Fe (más información con vídeo en este enlace), del que ya se ha presentado una nueva generación que probaremos muy pronto.

De momento no se han hecho públicos los precios de este nuevo Hyundai que debe estar en los concesionarios a lo largo de esta misma primavera.

Source: autos2

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*