El nuevo Mercedes-Benz Clase C destaca por ofrecer una versión híbrida enchufable que anuncia una autonomía 100% eléctrica de 100 kilómetros.

El nuevo Mercedes-Benz Clase C destaca por ofrecer una versión híbrida enchufable que anuncia una autonomía 100% eléctrica de 100 kilómetros. Su diseño exterior e interior recuerda mucho al del Clase S, no en vano, presenta una pantalla táctil casi idéntica a la de su hermano mayor, así como dirección en el eje trasero.

Acaba de ser presentado ahora mismo, pero nosotros pudimos asistir a una presentación online hace unos meses en la que tuvimos la ocasión de preguntar a los expertos de la marca para descubrir más en detalle qué aportan de nuevo tanto la carrocería sedán como familiar.  

Durante la presentación el responsable producto Matthias Lücke destacó que el nuevo Clase C aporta un nivel tecnológico a la altura del Clase S. De hecho, al igual que el buque insignia de la firma de la estrella cuenta con un eje trasero direccional, una primicia en su segmento, y una pantalla de formato XXL también al estilo de la del S. Sin duda, esta es una estrategia parecida a la que aplicó la marca con la anterior generación de ambos modelos. Presentado primero el S y luego el C, inspirado en su hermano mayor.

Mini Clase S

El diseño exterior está claramente inspirado en el del Clase S. La versión AMG Line presenta un frontal de voladizo corto y baja mucho más hacia el suelo. Como es habitual la parrilla presenta una estrella grande, eso sí, en esta ocasión con un conjunto de estrellas pequeñas a su alrededor. Los pilotos traseros recuerdan a los del Clase S, un nuevo lenguaje de estilo elegante que le sienta bien a la carrocería sedán. 

El diseño exterior del nuevo Mercedes-Benz Clase C recuerda claramente al Clase S.

Es más largo, ancho y bajo que el modelo anterior. Mide 4,75 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,43 metros de alto. La distancia entre ejes ha crecido hasta los 2,86 metros. Curiosamente las cotas de la carrocería son exactamente las mismas, con la única diferencia que la altura es 2 centímetros superior en este caso.

Mercedes siempre ha sido un referente a la hora de innovar en cuestiones de seguridad. Prueba de ello es que el nuevo Clase C se convierte en el primer automóvil en incorporar un airbag entre los dos ocupantes de la primera fila, una solución que pretende envolver a los ocupantes de la primera fila en caso de accidente. Los pasajeros de las plazas traseras también pueden contar con airbag frontal, una primicia en su clase.

En lo que a presentación se refiere, el conjunto formado por salpicadero, consola y túnel central está todo muy bien integrado. Presenta un diseño bonito y al mismo tiempo de lo más tecnológico. 

La pantalla de 11,9″ que hay en la consola central está ligeramente orientada hacia el conductor, 6 grados para ser exactos.

La gran pantalla central está orientada 6 grados hacia el conductor, lo que le convierte en el único modelo de la marca que lleva esta pantalla orientada hacia el conductor. De serie esta pantalla es de 9,5”, pero opcionalmente puede equipar una de 11,9”.

A finales del año pasado puede conducir apenas 20 minutos el nuevo Clase S y me quedo claro que para gestionar este Tablet formato XXL necesitas un máster en gestión de pantallas. Espero que los clientes reciban una completa formación al respecto, porque uno se puede pasar minutos pasando de un menú a otro y no llegar a encontrar lo que busca…

El cuadro de instrumentos pasa a ser ahora 100% digital. De serie la pantalla es de 10,25”, pero en opción puede llegar a ser de 12,3”. No en vano, el sistema MBUX es de serie como lo son los faros LED. En opción puede equipar digital Light y Head-Up display de gran formato.

En el volante encontramos dos dobles brazos repletos de mandos táctiles.

Los radios del volante son dobles, como en el Clase S, y al igual que en este presenta unos botones táctiles, muchos botones táctiles. Con 10 dedos se me antoja difícil poder gestionar todas posibilidades que ofrecen. Quizás si tuviésemos 20 dedos…

Las salidas de aire del sistema de climatización no son redondas, pero casi. Y el botón de arranque del motor está en una posición casi idéntica a la del Clase S. Queda claro que también en el interior se ha tomado como referente a la gran limusina de Mercedes.

Los pasajeros de la segunda fila disfrutan de 2 centímetros extra para las piernas. No en vano, su batalla es 25 mm mayor que la de la generación anterior. Estos sedan de tamaño medio cada vez son más grandes por fuera y esto termina por mejorar la habitabilidad interior.

100 kilómetros en modo eléctrico

La versión híbrida enchufable anuncia una autonomía 100% eléctrica de 100 kilómetros gracias a su batería de iones de litio con una capacidad de 25 kWh.

De toda la oferta de mecánicas la que más llama la atención es la híbrida enchufable. Sobre todo, por la autonomía que declara en modo eléctrico. Animada por motor eléctrico de 95 kW, una batería de 25 kWh que se recarga en 30 minutos y 100 kilómetros de autonomía eléctrica.

Con el modo Battery Hold puedes conservar la carga de la batería intacta, de modo que al llegar a una ciudad podrás activar el modo 100% eléctrico y disponer de toda la carga. Precisamente con el modo eléctrico el vehículo está limitado a 140 km/h.

Según Mercedes el pedal del acelerador tiene un módulo de respuesta háptica a un ángulo de 9,7 grados. Ya es lo último que faltaba… Con lo complicado que era el pedal del freno tipo botón del Citroën DS… ¿Dónde iremos a parar?

Desde el momento del lanzamiento el nuevo Clase C está disponible tanto con carrocería sedán como familiar.

A diferencia del Clase E híbrido enchufable, el maletero del Clase C es completamente plano y no tiene un cajón ahí en medio que le quite espacio. Según la marca la carrocería Estate con esta mecánica híbrida declara 360 litros de capacidad, ampliables a 1.375 litros si abatimos las plazas traseras. En las versiones no híbridas el volumen de carga del maletero queda en 455 litros la berlina y 490 litros el familiar.

Todos los motores tienen sistema 48V turbo inteligente, por lo tanto, todos son EQ-Power, híbridos ligeros. Este sistema teóricamente ha sido diseñado para ahorrar consumos y bajar emisiones, además aporta 15 kW de potencia adicional.

Dos son los motores térmicos. El M254 es un gasolina disponible con dos cilindradas 1,5 y 2 litros y con tres niveles de potencia C180 de 170 CV, C200 de 204 CV y C300 de 258 CV. El único diésel de la gama es el OM654 en versiones C200d de 163 CV, C220d de 200 CV y C300d de 265 CV.

Las plazas traseras ofrecen más espacio que en la anterior generación, aportando 2 centímetros extra para las piernas de sus ocupantes.

Todos los motores van asociados a una caja de cambios automática de 9 relaciones 9G-TRONIC. Una caja que integra el ISG, el Integrated Starter Generator, que ayuda al motor de combustión a bajas velocidades en calidad de micro híbrido.

La tracción integral 4MATIC está disponible como opción en los C200 y C300 gasolina, así como en el C220d diésel. No existe la posibilidad de equiparlo con suspensión neumática AIRMATIC, pero si con suspensión pilotada. El eje trasero direccional puede llegar a girar las ruedas posteriores hasta 2,5 grados.

En resumidas cuentas

Ya hay ganas de verlo en directo, y sobre todo de probarlo para poderos contar más sobre el nuevo Mercedes-Benz Clase C.

Cuando lo podamos probar ya os contamos en detalle cómo va el nuevo Clase C, un coche que se renueva para competir de tú a tú con Audi A4 y BMW Serie 3. Precisamente de ambos modelos cuentas con una completa prueba en vídeo aquí en coches.net.

En este enlace encontraréis toda la oferta de coche nuevo y de segunda mano del Mercedes-Benz Clase C en coches.net.

Source: autos2

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*