Volvo limita a 180 km/h la velocidad máxima de sus coches

Puede que sea noticia, pero desde luego no será ninguna sorpresa para vosotros saber que todos los automóviles fabricados por Volvo a partir de ahora verán su velocidad máxima limitada a 180 km/h. Y digo que no es ninguna sorpresa porque dicha iniciativa, impulsada por el Presidente y CEO Håkan Samuelsson, se hizo oficial hace más de un año.

A partir de ahora, Volvo implementará en sus vehículos la limitación de velocidad a 180 km/h.

Esta medida se alinea con el objetivo planteado por la firma sueca de reducir a cero las muertes en la carretera. Se trata, por supuesto, de un horizonte inalcanzable; pero si hay una marca de automóviles que ha sabido asociar su nombre al concepto de seguridad, esa es Volvo.

En cualquier caso, esta limitación de velocidad se sitúa muy por encima del máximo legal en la Unión Europea, salvedad hecha de las autobahn alemanas a las que en coches.net guardamos especial cariño. Pero si queréis mi opinión particular, considero que la seguridad de los viajeros no depende tanto de la velocidad máxima de los vehículos sino del correcto diseño y estado de las carreteras y, por encima de todo todo, de la formación vial, el estado psico-físico y el sentido común de los conductores.

Esta decisión, ampliamente debatible, reafirma en todo caso el compromiso del fabricante sueco con la seguridad de sus clientes.

Por su parte, la marca escandinava afirma que tiene “la obligación de continuar con su tradición de ser pionera en la discusión sobre los derechos y obligaciones de los fabricantes de automóviles a la hora de tomar medidas destinadas a salvar vidas, aunque ello signifique la pérdida de clientes potenciales”.

En este sentido, explica asimismo que el problema reside en que “por encima de ciertas velocidades, las tecnologías equipadas por los coches y las infraestructuras inteligentes no bastan para evitar graves lesiones y fallecimientos en caso de accidente”.

La funcionalidad Care Key, de serie en todos los nuevos Volvo, permite limitar aún más la velocidad máxima. No es mala idea, según a quién prestemos el coche.

Además de esta limitación a 180 km/h, todos los automóviles Volvo de nueva fabricación ofrecerán de serie la funcionalidad Care KeyInspirada en la tecnología My Key que Ford lleva comercializando unos cuantos años, permite establecer limitaciones de velocidad aún más restrictivas, ya sea para nosotros mismos o, muy especialmente, para cuando vayamos a prestar el coche a nuestro hijo inexperto. O a ese amigo del que no te fías.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *