Brahbam BT62: Superdeportivo para circuito y calle

El supercar más dirigido a ser utilizado en circuito del mundo. Así define Brabham Automotive al BT62, su primer coche de serie. Un Superdeportivo construido para rodar en pista, pero, atentos, también apto para rodar por la calle. La primera unidad ya ha salido de las instalaciones de Brahbam en Australia y se ha entregado al primer cliente de la compañía. 

Un primer cliente, el equipo británico Horsepower Racing, que ha tenido que pagar un millón doscientos mil euros por esta primera unidad construida por Brahbam, de las 70 previstas. Cada una de ellas montada de forma artesanal en las instalaciones de Brahbam en Adelaide, Australia, donde la firma tiene la sede desde que el grupo inversor australiano, Fusion Capital, volvió a dar vida a la marca hace un par de años. La primera unidad vendida del BT62 es esta en color verde con llantas doradas, pero en los próximos meses vendrán otras 69 unidades, algunas de ellas preparadas para rodar también por la calle. 

El Brahbam BT62 es el primer coche de serie que construye, en edición limitada, la firma con sede en Australia.

El Brahbam BT62 monta un chasis multitubular de acero, con homologación FIA,  sobre el que se sujeta una carrocería de fibra de carbono. El conjunto  es extremadamente ligero: 972 kilos en seco. Poco más de una tonelada con los llenos hechos  para una potencia de 700 CV;  la que da su motor V8 atmosférico de 5,4 litros, asociado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades. 

Todo es bastante extremo en este deportivo. El equipo de frenos, por ejemplo, es integramente de carbono, similar al que utiliza un fórmula 1. 

El volante, con sistema de telemetría incluido, también es de carbono, mientras que las llantas de aleación montan neumáticos slicks en la versión de circuito.

Homologado para circular por la calle

El interior del Brahbam BT62 corresponde al de un coche enfocado para un uso en circuito, aunque podrá homologarse para rodar con él por la calle.

Pero este no sólo es un superdeportivo para campeonatos de resistencia. Brahbam ofrece un kit de conversión para poder circular con él por la calle. Un kit que cuesta unos 180.000 euros y que incluye un sistema hidráulico que eleva un poco la carrocería del suelo, una dirección con un setting diferente, aire acondicionado, bloqueo para las puertas y algunos detalles de confort en el interior. Y poco más. Lo justo para justificar el poder ir y volver al circuito directamente por la carretera. 

Este espectacular alerón concede la carga aerodinámica necesaria para sujetar el coche a alta velocidad.

El Brahbam BT62 es el primer modelo en la era moderna de una marca con mucha historia. Quien no recuerda a Brahbam, y sus monoplazas tan populares en los años sesenta y ochenta. En el historial de Brahbam se incluyen cuatro campeonatos del mundo de pilotos y dos de constructores de F1, además de más de 500 monoplazas construidos en sus treinta años de historia. 

Esta primera unidad del Brahbam BT62 ha sido comprada por 1.2 millones de euros por el equipo británico Horsepower Racing.

Desde principios de los años noventa no se sabía nada de Brahbam, hasta hace dos años cuando la marca inició una nueva etapa como constructor de automóviles superdeportivos. 

En cierto modo, la trayectoria de Brahbam recuerda un poco a la de McLaren. Ahora es uno de los hijos de Jack Brahbam, David Brahbam, quien está al frente de la compañía.  Y es, de alguna manera,  directo responsable de esta primera unidad en color verde que acaba de venderse y que correrá el Campeonato británico de resistencia. Aunque se espera que un BT62 estçe en la línea de salida de Le Mans en 2022.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *