Porsche 911: Ahora con cambio manual de 7 marchas

En nuestra primera videoprueba del nuevo Porsche 911 elogiamos el funcionamiento de su caja automática PDK con levas tras el volante; y sin embargo, echamos en falta la posibilidad de elegir un cambio manual “de los de toda la vida”. Por aquel entonces, la marca nos contó que esta opción llegaría en breve; y a partir de hoy, catorce breves meses después, ya es posible encargar un Porsche 911 con transmisión manual.

¿Deseábais un Porsche 911 (992) con cambio manual? Vuestro sueño se ha hecho realidad.

Esta caja de 7 marchas está disponible para las versiones Carrera S y 4S como alternativa a la PDK de 8 velocidades, que era hasta ahora la única ofrecida. Se incluye como parte del paquete Sport Chrono, que incluye asimismo la tecnología de control de subviraje Porsche Torque Vectoring, diferencial mecánico autoblocante para el eje trasero, soportes de motor dinámicos, selector de modos de conducción con mayor variedad de programas, indicadores de temperatura de los neumáticos y… cronómetro, por supuesto.

La transmisión de 7 velocidades que puede equipar el 911 no es tan distinta a la caja manual de 6 marchas que tanto disfrutamos en nuestra primera prueba de los Porsche 718 Cayman GT4 y 718 Spyder y nuestra prueba en circuito con el Porsche 718 Cayman GTS 4.0. Tanto a Telva como a un servidor nos ha costado hallar reproches a una caja tan bien ajustada, con recorridos de palanca precisos y breves; más aún cuando añade el impagable auto-blip encargado de acelerar el giro del motor en reducciones haciendo una especie de «punta-tacón automático». La versión de 7 relaciones que monta el 911 también lo incorpora, para deleite de de los más quemados.

La transmisión manual de 7 velocidades está disponible para los Porsche 911 Carrera S y 4S.

Según la ficha técnica del Porsche 911 Carrera S (con motor bóxer de 6 cilindros y 450 CV), la versión manual tarda medio segundo más en acelerar de 0 a 100 km/h: 4,2 s frente a los 3,7 s del automático PDK. A cambio, el peso del vehículo se reduce en 45 kilogramos, marcando un total de 1.480 kg en la báscula.

La casa de Stuttgart ha aprovechado la ocasión para ampliar las posibilidades de equipamiento de su modelo estrella. El conjunto de asistentes de conducción InnoDrive ha optimizado el control de crucero adaptativo, que ahora es capaz de predecir la velocidad de circulación óptima para los tres próximos kilómetros haciendo uso de los datos cartográficos y el estado del tráfico.

Además, el 911 amplía sus posibilidades de equipamiento y personalización.

Esta opción sólo está disponible para los modelos con cambio automático, pero todos los 911 pueden equipar el extra Smartlift, encargado de elevar el eje delantero en 4 cm (mediante un sistema electrohidráulico) para evitar que el paragolpes toque el suelo en resaltes pronunciados o accesos a aparcamientos. También es posible añadir estos “puntos delicados” al sistema de navegación para que el coche se adapta automáticamente al acercarse.

Por último, el Porsche 911 también ofrece como novedades la pintura exterior Python Green, la instalación de acristalamiento aislante para reducir el ruido aerodinámico y de rodadura en el habitáculo, un paquete de iluminación ambiental en siete colores y las incontables posibilidades de personalización del catálogo de Porsche Exclusive Manufaktur.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *