Toyota Yaris Cross: el nuevo SUV del segmento B de la marca

Toyota ha presentado hoy, de manera virtual, el coche que estaba previsto que fuera la gran atracción de la marca en el pasado Salón de Ginebra, el Toyota Yaris Cross, su nuevo SUV del segmento B. Basado en la plataforma y en la mecánica del nuevo Yaris, que estará a la venta este verano (más información en vídeo de este coche en este enlace) este SUV de pequeño tamaño (Toyota no ha hecho públicas las dimensiones del vehículo) completará la gama Yaris junto a la ya citada berlina y al deportivo GR Yaris (más información en vídeo en este enlace) y cubrirá el vacío existente en la gama del fabricante, único de los grandes generalistas que opera en Europa que no tenía un coche en este segmento. 

Toyota no ha sido muy explícita en cuanto a los detalles de este modelo, que define como espacioso y funcional. Ha explicado, por ejemplo, que tiene un maletero con doble fondo, con posibilidad de apertura automática con el pie, con abatido de los asientos traseros y con posibilidad de sujetar la carga mediante ganchos y cintas elásticas pero no ha dado ningún tipo de información sobre su capacidad, de manera que no podemos valorar cómo se sitúa en el segmento. Tampoco ha ofrecido datos de habitabilidad.

Este es el nuevo Toyota Yaris Cross, el SUV de segmento B de la marca japonesa. Se tenía que haber presentado en Ginebra y hoy hemos empezado a descubrirlo.

Sí sabemos que emplea la misma plataforma global que el Yaris y que se lanzará con la misma mecánica que este modelo, es decir, un motor híbrido de gasolina de 116 CV conjuntos integrado por un propulsor de ciclo Atkinson de 3 cilindros y 1,5 litros, que según la marca alcanza un elevado 40% de eficiencia energética, acoplado a un propulsor eléctrico de 59 kw alimentado por una batería de iones de litio, novedad en Toyota ya que la marca prescinde por fin de las de níquel metal hidruro de sus híbridos no enchufables. La batería, de la que no conocemos la capacidad (estará sobre 1 kwh) se recargará, como en los híbridos actuales de la marca, en las desaceleraciones y aprovechando, mediante un generador invertido, el par sobrante del motor eléctrico cuando este esté en funcionamiento.

La marca no ha dado cifras de consumos pero sí asegura que las emisiones de la versión de dos ruedas motrices (tracción delantera) no superarán los 90 gr/km de CO2 y que las del 4×4 (la marca no ha explicado cómo funciona el sistema de tracción integral de este coche) quedarán por debajo de 100 gr/km. El sistema híbrido permite que el motor eléctrico mueva el coche por si solo (según Toyota hasta a 120 km/h. en circunstancias muy favorables) o se dedique a apoyar al motor de gasolina en las aceleraciones y recuperaciones. Según Toyota, este Yaris, como su hermano berlina, puede funcionar un 80% del tiempo en modo eléctrico en los recorridos urbanos.

Tendrá tracción delantera o 4×4

La estética es una mezcla entre el nuevo Yaris y los SUV de la marca, sobre todo, el RAV 4.

El Yaris Cross tendrá una altura al suelo propia de un SUV (necesaria para la versión 4×4), montará llantas de hasta 18 pulgadas, se ofrecerá con el techo en color negro, y tiene un diseño con una parte trasera muy en caída que recuerda, en cierta manera, a su hermano mayor, el CH-R (información sobre la última puesta al día de este modelo en este enlace), unos pasos de rueda robustos no redondeados (un poco al estilo de los SUV de Lexus) y unas notables protecciones laterales con el nombre del modelo. 

En el lateral destaca la notable caída de la luneta trasera, el techo flotante en negro y, sobre todo, los pasos de rueda, nada redondeados.

El diseño del frontal es peculiar, con una parrilla vertical y un morro superior muy prominente donde destaca el logotipo de la marca. Los faros, de LED están situados muy arriba, a la altura del plano del capó y hay una segunda parrilla inferior muy lineal y dos cortes verticales en el parachoques. Los pasos de rueda son muy marcados y «salen» del cuerpo del coche hacia fuera. Por detrás, los grupos ópticos, enlazados de lado a lado, parecen una extensión de la luneta trasera a la que están unidos y presentan un acabado de cristal oscuro.

El frontal tiene una cierta «nariz de tiburón» con la parrilla inferior reforzando la impresión. El capó es bastante plano y los faros están muy arriba.

En el interior, el salpicadero sigue la línea de diseño del Yaris berlina pero no es el mismo. El volante, las salidas de aire en los extremos del salpicadero y la pantalla, situada en una posición preeminente y muy elevada son compartidos pero, en cambio, la instrumentación digital es diferente (también lo es la visera que la cubre), la consola central es distinta (con los mandos del climatizador independientes de la pantalla, por suerte) y cambia también el diseño de las puertas.

El Toyota Yaris Cross se fabricará en la localidad francesa de Valenciennes, donde la marca tiene una de sus plantas europeas y dónde ya se fabrica el nuevo Yaris, que debe llegar a los concesionarios este mismo verano. La venta del Yaris Cross se retrasará hasta finales de año y la marca prevé vender unas 150.000 unidades anuales de este coche en Europa a partir del año próximo.

Muy similar al del Yaris, el salpicadero cuenta con una instrumentación y una consola central ligeramente diferentes.

Toyota ha insistido que el Yaris Cross se ha diseñado de acuerdo a los gustos de los conductores europeos de manera que entrará en competencia con los modelos que protagonizaron los dos comparativos en vídeo de SUV del segmento B que os dejamos a continuación: en este enlace encontraréis el último que hemos hecho, con las nuevas generaciones de los Renault Captur, Peugeot 2008 y Nissan Juke más el Jeep Renegade y el Skoda Kamiq y, en este otro de hace un tiempo, encontraréis, entre otros, el Seat Arona, el Hyundai Kona, el Kia Stonic, el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *