Suzuki Swift Sport Hybrid: Ahora híbrido ligero

Como indica su nombre, el Suzuki Swift Sport es la variante deportiva del utilitario japonés -aquí nuestra prueba de conducción del Suzuki Swift-. La generación actual fue presentada en el Salón de Frankfurt de 2017, y en la primavera de 2020 le llega el momento de… tener apellido además de nombre: a partir de ahora se llama Swift Sport Hybrid.

La marca nipona lo denomina «híbrido» y técnicamente lo es, pero en la forma de híbrido ligero. El Swift incorpora la tecnología mild hybrid de 48V empleada asimismo por los Suzuki Vitara y S-Cross. Por lo tanto, no tiene capacidad de circular en modo 100% eléctrico, pero los 10kW de potencia y 53 Nm de par de su diminuto motor de arranque /generador y la pequeña batería auxiliar colaboran de distintas maneras para reducir consumos.

Por un lado, el propulsor eléctrico permite arrancar el motor térmico y mantener su ralentí sin utilizar combustible; por otro, complementa al motor de gasolina en conducción normal reduciendo su carga e incluso apagándolo en fases de deceleración a bajas velocidades; y finalmente, suma su fuerza a la del propulsor térmico cuando le exigimos el máximo rendimiento. De acuerdo: así no ahorraremos gasolina, pero es igualmente un beneficio añadido.    

La variante deportiva del utilitario nipón hereda de otros modelos de la marca su tecnología híbrida ligera de 48V.

Con la adopción de esta tecnología de 48V, el consumo homologado WTLP del Swift Sport se reduce a 4,7 l/100 km, lo que supone ahorrar casi un litro por cada 100 kilómetros recorridos. Ah, y de camino, lucir la codiciada etiqueta ECO que le permitirá circular sin temor por las grandes ciudades.

Hasta aquí las buenas noticias. Ahora la mala: la adaptación del propulsor 1.4 Boosterjet Turbo para incorporar el sistema híbrido ligero trae consigo una notable reducción de potencia máxima, que ha bajado de 140 a 129 CV. En consecuencia, el nuevo Swift Sport ahora es un deportivo algo menos deportivo: acelera de 0 a 100 km/h en 9,1 segundos, justo 1 segundo más que antes.

Por desgracia, la conversión a «mild hybrid» trae consigo una reducción de potencia: de los anteriores 140 CV pasa a entregar 129 CV.

A cambio, el pequeño motor eléctrico sí contribuye para mejorar el par máximo, que ahora es de 235 Nm (5 más) y llega más abajo: ahora a 2.000 rpm en vez de a 2.500 rpm . Por otra parte, se mantiene el estupendo cambio manual de 6 velocidades.

La marca ha aprovechado la ocasión para mejorar el equipamiento de seguridad activa, que ahora incluye alerta de tráfico posterior, reconocimiento de señales y vigilancia de ángulo muerto. Por lo demás, el modelo de 2020 mantiene la apariencia del que nos presentó Joan Dalmau en su videoprueba del Suzuki Swift Sport. Aprovechad ahora que tenéis tiempo para verla desde el sofá.

Sí, ya véis que el volante está a la derecha; pero no es que hayamos puesto las fotos al revés: es que son del modelo británico.

El Suzuki Swift Sport Hybrid es fabricado en la planta japonesa de Sagara con destino a los mercados europeos. A España llegará… pues dadas las circunstancias, lo antes posible, con un precio todavía no especificado.

Una cosa más: en coches.net seguimos trabajando desde casa y publicando vídeos a diario en nuestra web, nuestra aplicación y nuestro canal de YouTube para que no os falte información ni entretenimiento, ahora que estamos confinados. ¡Quedaos en casa por el bien de todos! Ánimo y paciencia.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *