Mercedes-Benz Clase S Cabrio

Lujo a cielo abierto
ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLas versiones AMG cuentan con una estética propia que se hace especialmente evidente en los faldones delantero y trasero y unas llantas específicas.
La llegada al mercado de este Mercedes-Benz Clase S Cabrio no es ninguna novedad. De hecho, ya hemos ido descubriendo los detalles de este descapotable de lujo, pero no ha sido hasta ahora cuando la marca nos ha desvelado todos sus aspectos técnicos y pecuniarios. Pero antes de entrar a su exclusiva oferta, vamos a hacer un pequeño repaso de qué tipo de vehículo tenemos delante.

El Clase S es, sin duda, el vehículo más Premium de la marca de la estrella y por tanto, un referente en su categoría. Tal vez por eso Mercedes ha acabado desarrollando hasta seis carrocerías diferentes en su gama: la de Batalla Corta, la Batalla Larga, la carrocería Maybach-Mercedes, la limusina Maybach- Mercedes Pullman, el Coupé y ahora el Cabrio. Con ello, la marca cubre con un solo modelo y sus seis variantes uno de los mercados más elitistas del automóvil.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLa versión S63 4matic Cabrio añade un plus a nivel de motricidad al incorpora un esquema de tracción integral. Aun así el tren trasero sigue teniendo una clara preponderancia a nivel dinámico.
No obstante, al S Cabrio en concreto hay que destacarle otro hito, y es que será la primera vez desde 1971 que Mercedes-Benz ofrece un descapotable de cuatro plazas de gran lujo. De esta forma se convierte por méritos propios en el descapotable más lujoso de la marca y también de su segmento. Además, como no podía ser de otra forma en un coche de este porte, las plantas motrices son del más alto nivel.

Brutalidad de serie

Inicialmente la oferta arranca con dos versiones, el S500 Cabrio con caja automática 9G-Tronic de 455 CV, disponible desde 166.000 euros y el AMG S63 4Matic Cabrio de 585 CV con el cambio automático secuencial SpeedShift de siete relaciones por un precio de 222.700 euros. Ya en julio, Mercedes-Benz también incluirá en su oferta el tope de gama que no será otro que el AMG 65 Cabrio de nada más y nada menos que 630 CV y la caja de cambios SpeedShift Plus -más rápida de funcionamiento y con función de doble embrague- por un precio de salida de 303.025 euros.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLa pantalla TFT del cuadro de mandos, el Command Online, el mando táctil del túnel central, la tapicería de piel… lo cierto es que el equipamiento se serie es tan extenso como selecto.Sobre el papel, estos precios son del orden de 15.000 euros de media más caros que las versiones Coupé del S, con el que comparte un 60% de las piezas. Del 40% de elementos nuevos, tal vez el más importante, salvo la evidente capota, sea la parte trasera del bastidor que es completamente nueva y en la que se aplica la misma tecnología utilizada en el SL actual. Se trata de una cuna de aluminio con largueros soldados y un plafón rígido transversal tras los asientos que le asegura una excelente resistencia a la torsión, al tiempo que permite fijar los arcos de seguridad desplegables de este modelo.

Evidentemente las versiones AMG cuentan con una puesta a punto de este bastidor, trabajando tanto en las suspensiones adaptativas, con unos compromisos específicos en sus amortiguadores regulables, con dos tarados de Confort y Sport, así como en una geometría específica para el tren delantero, al que se le ha dotado de una mayor caída a las ruedas y unas estabilizadoras de mayores dimensiones. Por otro lado, esta suspensión es capaz de elevar la carrocería hasta 30 mm si se circula por pisos en mal estado, o bajar la altura si se circula por encima de los 120 km/h a fin de mejorar su respuesta dinámica y eficiencia.

Como ya se ha dicho, la versión AMG 63 incorpora tracción integral 4Matic –los AMG S63 Cabrio con volante a la derecha serán tracción trasera como el resto de la gama-  con un equipo de propulsión que distribuye el par motor entre el eje delantero y trasero en una proporción de 33% a 67% respectivamente, asegurando una mayor preponderancia del tren trasero, pero con una superior capacidad para transmitir todo el potencial del vehículo, además de una mayor seguridad de conducción por carreteras deslizantes.

Un descapotable de los grandes

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioEl sistema Airscarf consistente en unos reposacabezas que emiten aire caliente en el cuello de conductor y acompañante.
El Clase S Cabrio apuesta por una carrocería de grandes dimensiones, no hemos de olvidar que este vehículo supera los 5 metros de largo (5,03m) y con ello se convierte en el descapotable más grande del mercado, sólo por detrás del Rolls-Royce Dawn (5,28 m). De ahí que la marca presuma de ofrecer cuatro cómodas plazas con todo el confort y lujo.

De hecho, el confort es uno de los aspectos de los que más presumen desde Mercedes, especialmente en cuanto a la protección contra el viento.

Curiosamente la capota sigue siendo de lona, reforzada con tres capas, sí, pero textil, y sin dejar espacio a la imaginación para montar un techo rígido como sí ocurre en descapotables de la marca de segmentos inferiores (véase el SLC). Por otro lado, y a pesar de la enorme longitud del vehículo, el sistema de abatido recurre a parte del espacio del maletero para esconder la lona, lo que no deja de ser chocante en un vehículo de este porte. Aun así, su capacidad se cifra en 400 litros en su configuración máxima. No obstante, si se circula con él descapotado, el sistema de plegado sólo ocupa la parte superior del maletero dejando un buen hueco debajo para seguir guardando varias maletas tipo avión o una bolsa con los palos de golf más o menos compacta.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioEste elemento forma parte del paravientos Aircap, y también tiene como objetivo alejar las turbulencias de aire de la zona de los pasajeros.
Igualmente, como ya es habitual en los Cabrio de Mercedes, dispone de un estor desplazable de seguridad que detecta si hay hueco disponible en el maletero y autoriza o no el sistema de descapotado.

Todo el proceso de descapotado o capotado sólo dura 20 segundos y es completamente automático mediante unos pulsadores situados en el interior del habitáculo o mediante el mando del vehículo. Éste, se puede accionar durante la marcha si no se superan los 50 km/h. Dicho de paso, además de rápido, se produce de forma silenciosa y sin los típicos ruidos mecánicos de otros descapotables del mercado. Una vez cerrado el techo, cuenta con un acople electromecánico perfecto con el resto del bastidor, y a pesar de ser de lona, garantiza un buen aislamiento dotándolo de una insonorización interior muy destacable.

Notable en mecánica de fluidos

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioEl paravientos Aircap es opcional, pero es muy eficaz para alejar las turbulencias de aire.
Si pasamos a circular a cielo abierto, Mercedes también apuesta por ofrecer un interior de lo más confortable, tanto a nivel climático como por los diferentes elementos desarrollados para evitar que el viento sea una molestia para sus selectos ocupantes.

Por ejemplo, el Clase S puede equipar opcionalmente un paravientos automático denominado AirCap. Mediante un botón se despliegan dos cortavientos, uno sobre el parabrisas delantero y otro más amplio tras las plazas posteriores, que desvían prácticamente todo el aire que se genera con la marcha para crear un hueco libre de turbulencias justo en el habitáculo.

El climatizador de serie del Clase S Cabrio también responde a un nuevo concepto de confort, ya que propone una regulación inteligente del aire acondicionado con un software específico, y hasta 12 sensores. Éste es capaz de reconocer y compensar la temperatura según si el coche va descapotado, se cierra o se abre, garantizando así el máximo confort térmico en todo momento.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioPor supuesto, la integración de los elementos opcionales es absoluta en el diseño del vehículo.Durante el proceso de apertura o cierre de la capota, el sistema es capaz de asegurar una transición térmica suave y progresiva sin que los ocupantes tengan que intervenir lo más mínimo en el proceso. El climatizador también contempla la posibilidad de que los cristales se empañen en este tipo de situaciones, por lo que detecta automáticamente la humedad en el habitáculo y actúa en consecuencia. Además, si el sol cambia de intensidad y castiga más de lo necesario a sus distinguidos pasajeros cuando se circula descapotado, es capaz de detectarlo y trabajar con los ventiladores de forma automática para compensarlo. Por supuesto, toda esta tecnología está disponible tanto para el conductor como para el acompañante, que pueden seleccionar de forma independiente dicha zona de confort.

Opcionalmente, este grado de confort se puede mejorar aún más ya que el S Cabrio también puede montar la calefacción y ventilación de los asientos, mediante el sistema Airscarf consistente en unos reposacabezas que emiten aire caliente en la zona de la nuca de los pasajeros delanteros.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLos mandos de la capota se esconden en una pequeña guantera central.Si con eso no hay suficiente, también se ofrece la posibilidad de montar un paquete de confort térmico más amplio que incluye calefacción de asientos, apoyabrazos, consola central y puertas, ideal para potenciar el grado de confort en los ambientes más fríos, e incluso ampliarlo aún más ofreciendo un sistema de masajes para los asientos delanteros y un sistema automático que permite variar la sujeción lateral de los asientos en función de la situación de la conducción.

Descapotable 2+2 o casi

Al margen de este equipamiento, un cómodo acceso a los asientos delanteros está garantizado por unas enormes puertas (1,4 metros) que despejan la entrada al habitáculo. Estas plazas delanteras son amplias y cuentan con una posición relativamente baja, aunque por supuesto garantizan multitud de regulaciones para acomodar a ocupantes de elevada estatura.

El acceso trasero se realiza mediante un sistema automático de abatido denominado Easy-Entry. Al accionar la palanca de abatido, los asientos delanteros se desplazan para dejar un correcto hueco de acceso la zona trasera. Posteriormente, cuando los asientos vuelven a su posición anterior, el sistema los vuelve a situar según estaban programados. Aun así, si se detecta que los pasajeros traseros no caben, el mecanismo corrige esta situación adelantando cinco centímetros la butaca delantera.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioEl maletero del S500 Cabrio tiene una capacidad de 400 litros, pero si se abre la capota se le restan unos preciosos litros en su parte alta.
Este dispositivo de seguridad es bastante interesante ya que en general estas plazas traseras no son del todo amplias. Sus butacas son de tipo bucket lo que permite recoger muy bien el cuerpo, pero aun así, pecan de un respaldo muy vertical y carecen de ningún tipo de regulación. Además el espacio para las piernas es algo limitado y siempre estará condicionado a la posición de los asientos delanteros, que a cambio tienen un gran recorrido longitudinal.

Y es que esta segunda fila de asientos está pensada para un uso puntual o, llegado el caso, para colocar alguna sillita de retención infantil, pues serán los niños los que mayor confort pueden obtener de viajar en las plazas posteriores del este Cabrio.

Seguridad de primer orden

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLos motores AMG ofrecen una personalidad superlativa a este enorme Cabrio de cuatro plazas.Como curiosidad, destacar que Mercedes ofrece hasta nueve airbags, es decir, los dos clásicos delanteros con accionado inteligente; el de rodillas para el conductor; los laterales de las plazas delanteras que se despliegan desde los asientos para proteger el tórax; los laterales traseros que también actúan para cabeza y tórax, más otros dos novedosos airbags de cabeza para los pasajeros delanteros. Estas nuevas bolsas pirotécnicas se esconden en el mismo bastidor a media altura y una vez desplegadas cubren toda la línea superior de las plazas delanteras.

En esta línea de seguridad pasiva también van los nuevos arcos de seguridad traseros que, por primera vez, se activan mediante un accionamiento pirotécnico de funcionamiento similar a los airbags y que eliminan las activaciones por fallo de los clásicos resortes pretensados.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioSe trata de uno de los descapotables de cuatro plazas más exclusivos del mercado.
Otro elemento de seguridad de serie heredado del resto de la gama es la utilización de luces Led de intensidad variable para todo el sistema de iluminación. El S Cabrio equipa faros delanteros High Perfomance y el sistema de iluminación inteligente con luces de carretera automáticas que permite conducir con las luces largas conectadas permanentemente sin que moleste al resto de usuarios. Mediante una cámara detecta si nos cruzamos con un vehículo en sentido contrario o circulando delante nuestro, y acciona un dispositivo en el mismo faro que oscurece la parte justa donde se encuentra ese vehículo, evitando el deslumbramiento de su conductor. De la misma forma, puede detectar si las luces de nuestro propio vehículo nos deslumbran por los reflejos de señales de tráfico o paneles, reduciendo entonces la intensidad de los faros.

Este sistema, además, también trabaja con los pilotos traseros Led, que si detectan que hay un vehículo parado detrás de nosotros reduce la potencia de las luces de freno que tanto molestan en algunos vehículos.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioEl mecanismo de accionado de la capota sólo tarda 20 segundos en completar todo el proceso y lo hace hasta una velocidad máxima de 50 km/h.
Como opción en este apartado, Mercedes reserva el programa de visión nocturna, que puede llegar a detectar y avisar sobre la presencia de animales y personas a una distancia de más de cien metros gracias a una cámara de infrarrojos.

Ciertamente, el equipamiento de este S Cabrio es del más alto nivel, con elementos extra -además de los ya mencionados- como la cámara de 360 grados, la frenada adaptativa con asistente de prevención de accidente por alcance activo hasta los 200 km/h, que incorpora también detección de peatones, el sistema Parktronic de ayuda al aparcamiento, tapicería de cuero, el sistema de infoentretenimiento y navegación Command Online, el panel táctil central o la pantalla de instrumento TFT de 12,3 pulgadas, por poner algunos de los ejemplos más destacados.

ver galeríaMercedes-Benz Clase S CabrioLos AMG S Cabrio montan un sistema de escape variable con el que se puede elegir el tipo de sonido que emite según las circunstancias.En materia de opciones el catálogo no es menos interesante, y se puede seguir completando el vehículo con diversas dotaciones entre las que destacaría el pack AMG line Plus para el S500; cuero e inserciones personalizados y específicos de Mercedes; los elementos de Performance Studio de AMG, como frenos cerámicos de 10.000 euros; elementos para faldón delantero y trasero, retrovisores y embellecedores laterales de carbono por 7.500 euros, o incluso el paquete AMG Driver, que incluye la limitación de la velocidad máxima a 300 km/h -ya sabéis que de serie está limitada a “solo” 250 km/h- y un cursillo de entrenamiento para conductores en la AMG Driving  Academy por 4.106 euros extras.

Sin duda, unas opciones dignas de quien puede gastarse en un descapotable lo mismo que puede costar un pequeño apartamento y parece que desde Mercedes saben que esto no está al alcance de muchos ya que su previsión de ventas en España durante este año es de 12 unidades en total.

Precios

MERCEDES-BENZ S500 Cabrio 166.000 euros

MERCEDES-BENZ AMG S63 4Matic Cabrio 222.700 euros

MERCEDES-BENZ AMG S65 Cabrio 303.025 euros

Source: autos3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *