Tesla Model S

Ligerísimo restyling

ver galeríaTesla Model SEl retoque estético se centra principalmente en la supresión de la parrilla delantera.Mucho os hemos hablado sobre el Tesla Model S, en el siguiente enlace podréis encontrar toda la información relativa al modelo eléctrico, incluidas dos pruebas que ya le hemos realizado: Tesla Model S. Hace apenas unos días se desvelaba el nuevo modelo de la marca, un compacto llamado Model 3 y que puedes leer pinchando aquí: Tesla Model 3.

Sin embargo, hoy nos levantamos con una pequeña sorpresa sobre la mesa. El Model S recibe un ligero restyling estético, poca cosa, pero capaz de llamar la atención. La novedad es evidente y sólo hace falta fijarse en el frontal para descubrir de qué se trata. El nuevo Tesla Model S pierde la parrilla y adopta un frontal muy parejo al del Model 3.

Este cambio corresponde al nuevo estándar de diseño que la marca quiere aplicar a toda su gama. De esta forma, además, se mejora de forma considerable la aerodinámica, un factor que en los coches eléctricos adquiere especial relevancia para alargar la vida de las baterías. También se añaden modificaciones en los faros, tanto en los delanteros como en los pilotos traseros, donde la tecnología LED adquiere un total protagonismo.

ver galeríaTesla Model SPara el interior se ofrecen nuevas molduras y revestimientos como elementos opcionales.Además, también se añade un sistema de recarga rápida que admite hasta 48 Amperios. Sin embargo, se desconoce hasta la fecha cuánto tiempo epleará para recargar totalmente la batería con este sistema. Obviamente la estación de carga deberá estar preparada para tal suministro.

Del interior poca cosa hay por contar. La actualización que recibe se centra exclusivamente en nuevas molduras para el salpicadero y la consola y nuevos revestimientos, todo ello opcional.

Cabe mencionar también la inclusión de un filtro de aire HEPA compuesto por dos filtros con carbon activo y una gestión electrónica capaz de eliminar practicamente el 100% (exactamente el 99,97%) de las bacterias y la contaminación. Además, el Tesla Model S, cuenta con el sistema Bioweapon Defense Mode, un sistema que, mediante la presurización del habitáculo, es capaz de aislar a los ocupantes de ataques con armas biológicas.

Source: autos2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *